Declaración informativa sobre bienes y derechos en el extrajero


Del 1 de febrero al 30 de abril de 2013 los contribuyentes residentes en España tienen abierto el plazo de presentación de la nueva declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero correspondiente al ejercicio 2012.

Son obligados tributarios tanto personas físicas como jurídicas, comunidades de bienes, herencias yacentes y demás entidades sin personalidad jurídica, así como establecimientos permanentes ubicados en territorio español. Además deberá presentarse esta declaración tanto por los titulares jurídicos de los bienes o derechos como por las personas que tengan la condición de representantes, autorizados o beneficiarios de los mismos.

La información se ha de presentar a través del modelo 720, siempre por vía telemática, ya que no es posible su presentación en papel.

Los bienes y derechos a declarar se agrupan en tres bloques:

1. Cuentas corrientes y depósitos abiertos en entidades bancarias ubicadas en el extranjero.

La información a suministrar es la siguiente:

  • Razón social o denominación de la entidad bancaria o de crédito, así como su domicilio.
  • Identificación completa de las cuentas.
  • Fecha de apertura o cancelación, o en su caso las fechas de concesión y revocación de la autorización.
  • Saldos de las cuentas a 31 de diciembre y saldo medio del último trimestre del año.
  • Saldo de la cuenta en la fecha en la que se dejó de tener la condición de titulares, representantes, autorizados, beneficiarios, personas con poderes de disposición o titulares reales.
2. Valores representativos de la participación en cualquier tipo de entidad, derechos representativos de la cesión a terceros de capitales propios, seguros en los que se sea tomador y rentas, temporales o vitalicias. Todo ello siempre que se haya depositado, gestionado u obtenido en el extranjero. Dentro de este grupo, también se incluyen los valores aportados para la administración o gestión a cualquier instrumento jurídico (fideicomisos o “trust”) y las aportaciones en Instituciones de Inversión Colectiva situadas en el extranjero. 

La información a suministrar será la siguiente:

  • Para el caso de valores: Razón social o denominación de la entidad jurídica o del tercero cesionario, así como su domicilio y saldo a 31 de diciembre de cada año de los valores (así como número, clase de acciones y valor).
  • Para el caso de acciones y participaciones de IIC: Razón social o denominación completa de la IIC y su domicilio, así como número, clase acciones y participaciones, valor liquidativo a 31 de diciembre.
  • Para el caso de seguros: Entidad aseguradora con su razón social o denominación completa y su domicilio, así como valor de rescate para el tomador a 31 de diciembre.
  • Para el caso de rentas temporales o vitalicias: Entidad aseguradora con su razón social o denominación completa y su domicilio, así como valor de capitalización a 31 de diciembre.

3. Bienes inmuebles ubicados en el extranjero, así como derechos constituidos sobre ellos.

La información a suministrar será la siguiente:

  • Identificación del inmueble.
  • Situación del inmueble: país, localidad, calle y número.
  • Fecha de adquisición.
  • Valor de adquisición (existen reglas especiales para los supuestos de usufructo, nuda propiedad, multipropiedad, etc.).
No existirá obligación de declarar lo indicado anteriormente en los siguientes casos:

  • Cuando no se superen los 50.000 € de valor para cada conjunto de bienes indicados en los apartados 1, 2 y 3.
  • Aquellos que se encuentren registrados en la contabilidad del titular debidamente identificados e individualizados.
Es muy importante tener en cuenta que la falta de presentación o la presentación fuera de plazo de esta declaración informativa puede comportar la imposición de elevadas sanciones a los obligados tributarios, además de otras consecuencias nada deseadas que pueden afectar a la comprobación de los impuestos directos de los declarantes y su consideración como incrementos no justificados de patrimonio.